ENTREVISTA A IVÁN CACHERO

el
Fotografía de Iván García

Buenas tardes. Hoy tenemos el placer de contar con el recortador de Marchamalo, Iván Cachero. Para empezar me gustaría agradecerte tu buena disposición y tu tiempo. Es un placer estar contigo hoy.

Buenas tardes Paula, el placer es mío de que cuentes conmigo para pasar una buena tarde y hacer estos días más amenos.

Como primera pregunta me gustaría que hiciésemos un momento de reflexión y volvieses la vista atrás a cuando aún eras un niño. ¿Cómo recuerdas vivir la tauromaquia en tus primeros años? ¿Qué significaba para ti el mundo del toro y todo lo que conlleva?

Pues la verdad que la recuerdo con mucha presión, como ya sabes estuve de los 9 a los 14 años en la escuela taurina de Guadalajara, que para entonces era lo que quería ser, torero, pero siento que era un niño y no supe asumir el sacrificio que conlleva eso.
Después comencé a salir en festejos populares y ahí he encontrado mi sitio. Para mí el mundo del toro lo es todo. No me imagino un día de mi vida fuera de este mundo.
Todo lo que tengo y lo que soy se lo debo al toro.

Asumo que vienes de una familia taurina. Podríamos decir que a día de hoy el toro ha encauzado tu vida y te ha llevado a seguir determinado camino. Me gustaría preguntarte, ¿cómo compaginas tu vida diaria con tu afición?

La verdad que mi familia es taurina pero ninguno ha echo lo mismo que yo, les gustan los toros sin más aunque ahora con algo más de miedo.
La verdad que lo compagino muy bien; mis amigos y mi novia comparten afición conmigo y así es todo mucho más fácil a la hora de entrenar o ir a cualquier festejo.

Me gustaría ahora que cerrases los ojos y te imaginases en una plaza de toros tú solo frente al toro, como tantas veces has vivido. ¿Qué te dicta el corazón en esos momentos? ¿Qué piensas? ¿Qué sientes?

Pff fíjate que lo he hecho muchísimas veces pero cada vez es algo nuevo, es una sensación que solo él que lo ha hecho te puede explicar.
Muchas veces pienso pasará, no pasará pero cuando estás en el sitio el corazón siempre te hace tirar para delante.

Esta afición es un arma de doble filo. En unos segundos puede llevarte al cielo pero también puede arrebatarte todo, incluso la vida. Imagino que como todo ser humano, vosotros también pasáis miedo en algunas ocasiones. ¿Podrías explicarme qué haces tú para poder apartar ese miedo y medirte cuerpo a cuerpo con el astado?

Yo creo que tengo miedo desde que me dan la fecha hasta que me voy de la plaza ese día, es algo que por desgracia no se entrena, pero aprendes a llevarlo.
Me vale más la satisfacción de medirme con un toro o tirarme de rodillas delante de él y correr el riesgo que eso conlleva, a no hacerlo más por lo que pueda pasar.

Podríamos afirmar que se necesita fortaleza mental para ponerse delante del toro. Existen tres suertes que son recorte, salto y quiebro y tu eres capaz de hacer las tres. Me gustaría que explicases un poco que es para ti cada una de las suertes, cuál te gusta más y cuál crees que transmite más.

Para mí estar preparado mentalmente para ponerte delante de un toro es lo más importante, está claro que necesitas una preparación física importante pero la mental es fundamental.
Si, yo hago las tres suertes, el recorte es la suerte más complicada para mí porque pegar un recorte lo pega cualquiera, pero pegar un recorte ajustado mandando y pasándotelo por donde tú quieres es lo más difícil del mundo.
El quiebro es una suerte que también me gusta mucho sobre todo de rodillas, creo que le he cogido el sitio y estoy muy a gusto realizándolo.
Y el salto es la suerte que más me cuesta realizar, aunque cuando la hago me siento muy a gusto pero es en la que más desconfió o dudo en mí.

A día de hoy sois muchos los toreros a cuerpo limpio, hay un nivel altísimo y os pasáis los pitones a escasos centímetros del cuerpo. Pero como aficionada he podido observar que cada uno tenéis algo que os hace únicos, distintos del resto. ¿Cuál crees que es en tu caso el detalle que hace tus suertes diferentes?

Sí la verdad que ahora mismo hay un nivel superior, prácticamente todos se pasan el toro a centímetros y ese nivel tenerlo todos los días es prácticamente imposible. Yo no me considero ni mejor ni peor que el resto pero sí diferente en mi forma de estar en la plaza y de hacer ciertas cosas.
Para mí hay que ser torero desde que te vistes hasta que te vas de la plaza y eso a muchos se les ha olvidado, se limitan a pegar su recorte pero todo lo demás se les olvida y creo que es algo muy importante sobre todo para conectar con el público y creo que eso es lo que me hace diferente al resto.

No sabes cuanto me alegra eso de oír que hay que ser torero desde que te vistes hasta que te vas de la plaza. Cambiemos un poco de tercio. En los próximos meses, vas a ser padre e imagino que inculcaréis a vuestro hijo la afición por el mundo del toro. Pero ahora, imagínate que el decidiese seguir tus pasos y batirse frente a frente con el animal, ¿cómo crees que lo llevarías? ¿Te gustaría?

Sí, voy a ser padre y sí, en mi casa verá todo relacionado con el mundo del toro y si le gusta muchísimo mejor pero yo no le voy a obligar a nada que no quiere el o ella decidirá si le gusta o no.
Si el decidiera seguir mis pasos, está claro que lo sufriríamos igual que sufren por mí pero si de verdad le gusta es su decisión, si te digo que no me gustaría te mentiría.

Ojalá que pertenezca a esta bonita afición. Estoy segura de que del mundo del toro te llevas muchas cosas positivas. Muchas amistades, muchos recuerdos, muchas experiencias. Sé que es difícil pero me gustaría que me dijeras las tres cosas para ti más enriquecedoras que te llevas del mundo del toro.

Pues si el toro le va a aportar a él lo mismo que me está aportando a mi estaría encantado de que formara parte de este bonito mundo.
Yo me quedo con el compañerismo que tenemos entre nosotros y todo lo que he aprendido de mis compañeros mayores que yo, también me quedo con todos esos niños que nos siguen día a día con una admiración y una humildad que le llena a cualquiera.
Y aunque parezca raro también me quedo con la otra cara de esta bonita afición, las cornadas, que son las que te hacen ver lo duro que es esto y lo que te hace superarte cada día, si los toros no pegaran cornadas y en algunas ocasiones, mataran esto lo haría cualquiera y creo que por cosas así solo estamos ahí unos pocos.

Que bonitas palabras Iván. Tienes la suerte de vivir en una zona en la que no solo hay concursos, sino que también hay encierros por las calles e incluso camperos. Siempre te hemos visto en primera linea independientemente del festejo del que se tratase. Explícanos un poco como vives tu cada uno de los festejos y cuál disfrutas más.

Sí, la verdad que por suerte vivo y me he criado en una zona taurina y que se hacen muchísimos eventos. Esta claro que me gustan todos, tanto las calles como los concursos pero sobre todo y dónde de verdad disfruto es en los encierros por el campo que tanto nos identifica a los aficionados de Guadalajara. Creo que es el sitio donde más verdad hay. Eres tú, el toro y el campo, sin defensa, sin protección, solo la de tus compañeros que son unos auténticos salva vidas. Para mi cada vez que acaba un encierro por el campo y nos vamos en el coche para casa es como una batalla ganada que me llena de satisfacción porque cada día es algo nuevo. Los concursos nos los tomamos de otra manera, como algo secundario, aunque también me gustan y disfruto mucho en ellos.

Hay una cosa que no me gustaría pasar por alto. En la temporada pasada pudimos verte quebrando de rodillas en un encierro campero. Has sido el pionero en esto, y serás recordado por ello. ¿Cómo se te ocurrió hacerlo? ¿Qué se te pasó por la cabeza? ¿Te gustaría que ahora más gente se atraviese hacerlo dado que tú has dado el primer paso?

Pues la verdad que era una cosa que la llevaba dando vueltas a la cabeza mucho tiempo pero nunca me había cruzado con un toro que me trasmitiera confianza para hacérselo y llegó ese deseado 16 de agosto en Cogolludo y me crucé con “COMISARIO” Nº24 de la ganadería El Cotillo.
Gracias a Dios se alinearon los astros y pude realizar el tan esperado quiebro de rodillas que tantas noches me ha quitado el sueño. Jamás se me olvidará ese día, para mí era un reto personal y con esfuerzo lo pude lograr.
Sí que me gustaría que lo siguieran haciendo, pero creo que es una suerte que no se puede hacer todos los días en el campo ya que no solo influye la confianza que tengas en ti sino que no se te puede olvidar que estás en mitad del rastrojo donde toda la ventaja la tiene el animal.
Pienso que eso es tirar mucho la moneda, te lo aseguro.

Bueno Iván pues de nuevo agradecerte que hayas compartido tu tiempo con nosotros. Agradecerte tu dedicación en la entrevista y el haber conseguido trasladarnos en mente a los ruedos en estos momentos tan difíciles para todo. Mucha suerte para lo que se salve de temporada y aquí nos tienes para lo que necesites.

Muchísimas gracias a vosotros y en especial a ti Paula por la gran entrevista que me has hecho con esas preguntas tan bonitas que me han echo recordar momentos especiales.
Espero que sigáis trabajando así con la página de A cuerpo limpio ya que es una manera de conocer más a muchos recortadores y personas del mundo del toro. Un placer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s